Idiomas: English Español
Monedas:
Usa el código de descuento "DIS10" para obtener un 10% de descuento en tu orden. El monto mínimo de orden debe ser de $20.

AVISO ESPECIAL PARA TODOS:   Nunca ingieras una medicación sin primero consultar y tener el permiso de tu doctor. Medicina Mexico sabe que mantener a sus clientes felices, seguros y protegidos es más importante que hacer dinero y esto siempre resulta en clientes recurrentes.

Usa tu Visa, MasterCard, American Express o tu Cuenta Bancaria para comprar Bitcoins para la cantidad exacta de tu orden.

Para las INSTRUCCIONES BITCOIN:
Haz Clic Aquí

¡Aviso para Todos!

Nuestro contratista de construcción acaba de acabar la construcción de nuestras nuevas 157 farmacias con meses de anticipación a lo programado y consecuentemente, hemos suspendido temporalmente la actualización de nuestras computadoras web con la información de envíos. Nos hemos visto presionados a mover a muchos trabajadores para que trabajen en estas nuevas farmacias. Estos empleados permanecerán trabajando en las nuevas farmacias hasta que podamos contratar y entrenar a nuevos empleados para que los reemplacen.

Nuestro departamento de envíos enviará todas las órdenes a tiempo y si por alguna razón nos quedamos sin stock con alguna medicación en específico, recibirás un email con noticias. Nuestro Departamento de Envíos está abierto las 24/7 y nuestro Departamento de Recepción está descargando camiones a todas horas durante el día y noche con el inventario nuevo. Tenemos empleados, administradores y supervisores trabajando el doble y en algunos casos el triple de turnos durante este periodo de tiempo.

Algunos países tienen muchos tipos distintos de doctores como MD, OD y Podólogos. México no tiene una licencia para un farmacéutico y sólo hay un tipo de Doctor y ese es el MD. Sin embargo, los MD’s en México pueden ser certificados como un doctor en Farmacia, aunque esto es raro. Todas las medicaciones que encuentras en nuestras páginas web son medicaciones de venta libre y no requieren de una prescripción de aquí en México.

Las farmacias autorizadas en México sólo están permitidas para vender medicamentos, ya sean de marcas o genéricos, de un farmacéutico aprobado que haya pasado la evaluación y que subsecuentemente haya sido autorizado por el Gobierno Mexicano.

Si ves al lado izquierdo de nuestra página “Acerca de Nosotros” verás nuestras licencias, permisos y nuestro Organismo Regulador.

POR FAVOR TEN EN CUENTA: Nuestra dirección de correo electrónico es sales@meds.com.mx o meds.com.mx@gmail.com

   
   
Categorías
Acido Urico (5)Alergias (51)Anti Alcoholismo (1)Anti bacterianas (50)Anti hongos (32)Anti-Herpes Medicamentos (11)Antibioticos (207)Anticonvulsivos (25)Antidepresivos (49)Antihelminticos (28)Antiparasitarios (13)Artritis medicamentos (46)Bebé Fórmula (4)Cholesterol (55)Complementos Alimenticios (5)Constipación intestinal (1)Cuidado de la Piel (128)Dermatologia (7)Dermocosmetica (8)Desórdenes de Ansiedad (2)Diabetes medicamentos (93)Diuretics (6)Enfermedad de Crohn (1)Enfermedades Neurologicas Medica (5)Epilepsia (32)Erectile Dysfunction (6)Gastrointestinales (84)Heartburn (8)Hemorroides (7)Infecciones Vaginales (6)Inflammatory (43)Influenza (3)Insuficiencia Venosa (2)La neumologia (44)Las migranas medicamentos (7)LAXANTES (4)Lucha contra la diarrea (7)Mal de altura (1)Medicamento para la tiroides (27)Medicamentos Anti Viral (27)Medicamentos Antianemicos (1)medicamentos cardiovasculares (85)Medicamentos de Cuidados (40)Medicamentos Osteoporosis (23)Medicamentos Pancreas (5)Medicamentos para dejar de fumar (6)medicamentos para el asma (28)Medicamentos para el Cancer (11)Medicamentos para el dolor (43)Medicamentos para la presion art (158)Medicamentos Salud de los Hombre (28)Medicina perdida de peso (8)Menopausia (2)Mujer (8)Oídos/ padecimientos (2)Other (71)Parkinson y Alzheimer Medicament (13)Perdida de cabello (5)Productos Naturales (14)PRODUCTOS POPULARES (1)Productos y Suministros Medicial (14)Prostata Mediciation (2)Relajacion del Musculo Medicamen (7)ResfriadosResfriados (12)Trastornos Mentales Medicamentos (21)Vejiga y La Gota Medicamentos (14)Verrugas Medicamentos (2)Vitaminas (63)Medicamentos para la salud de la (90)
Fabricantes
Búsqueda Rápida
 
Use palabras clave para encontrar el producto que busca.
Búsqueda Avanzada

Selopres Zok 95mg/12.5mg 20 Tabs, Metroprolol, Hydrochlorotiazid

Selopres Zok 95mg/12.5mg 20 Tabs, Metroprolol, Hydrochlorotiazid
Model:
Current Reviews:0
Price:$24.00

Selopres Zok 95mg/12.5mg 20 Tabs, Metroprolol, Hydrochlorotiazida

Esta es la marca de medicamentos

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: SELOPRES® ZOK es un tratamiento administrado una vez al día, de preferencia con el desayuno. La tableta debe ser deglutida con algún líquido y no debe masticarse ni triturarse.

Hipertensión: La dosis recomendada es de una tableta de SELOPRES® ZOK una vez al día. En pacientes que no respondan a la dosis recomendada, puede ser necesario aumentar la dosis a dos tabletas una vez al día o agregar un vasodilatador.

Daño de la función renal: El tratamiento con SELOPRES® ZOK debe suspenderse si se hace evidente una insuficiencia renal (véase Contraindicaciones y Precauciones generales).

Deterioro de la función hepática: SELOPRES® ZOK no debe administrase a pacientes con insuficiencia hepática severa, ya que la hidroclorotiazida está contraindicada en este tipo de pacientes.

Ancianos: No es necesario ajustar la dosis en ancianos.

Niños: La experiencia de tratamiento con SELOPRES® ZOK en niños es limitada.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Metoprolol actúa en contra del incremento de renina, que ocurre durante el tratamiento con diuréticos en monoterapia. También contrarresta la disminución de potasio sérico, que ocurre durante el tratamiento con diuréticos.

SELOPRES® ZOK se ha asociado en raras ocasiones trombocitopenia, leucopenia, agranulocitosis y anemia aplásica.

CONTRAINDICACIONES:

Metoprolol: Bloqueo aurículo-ventricular de segundo o tercer grado, insuficiencia cardiaca descompensada (edema pulmonar, hipoperfusión o hipotensión), y pacientes que reciben tratamiento continuo o intermitente con agentes inotrópicos que actúen a través de agonismo ß-receptor, bradicardia sinusal de importancia clínica, síndrome de seno enfermo, choque cardiogénico, alteraciones severas de la circulación arterial periférica. Metoprolol no debe administrarse a pacientes con sospecha de infarto agudo del miocardio mientras su frecuencia cardiaca sea < 45 latidos/min, el intervalo P-Q sea > 0.24 seg o la presión arterial sistólica sea < 100 mm Hg.

Hidroclorotiazida: Insuficiencia renal o hepática severa. Hipocaliemia e hiponatremia resistentes a tratamiento, hipercalcemia, hiperuricemia sintomática, anuria.

SELOPRES® ZOK está contraindicado en pacientes en quienes se ha demostrado hipersensibilidad a cualquier componente de los productos o productos relacionados.




REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En general, SELOPRES® ZOK es bien tolerado y las reacciones adversas reportadas han sido leves y reversibles. Los siguientes eventos han sido reportados como eventos adversos, ya sea en estudios clínicos o durante su uso rutinario. En muchos casos no se ha establecido una relación con metoprolol, hidroclorotiazida o metoprolol + hidroclorotiazida. Se utilizan las siguientes definiciones de frecuencia: muy común (³10%), común (1-9.9%), poco común (0.1-0.9%), raro (0.01-0.09%), muy raro (menor de 0.01%) y desconocido (no puede ser estimado apartir de los datos disponibles).

Metoprolol:

Sistema cardiovascular:

Común: bradicardia, trastornos posturales (muy rara vez con síncope), manos y pies fríos, palpitaciones.

Poco común: deterioro de síntomas de insuficiencia cardiaca, choque cardiogénico en pacientes con infarto agudo del miocardio*, bloqueo A-V de primer grado, edema, dolor pericárdico.

* En un estudio con 46,000 pacientes con infarto agudo del miocardio se observó una diferencia de 0.4% de choque cardiogénico entre el grupo metoprolol (2.3%) y el grupo placebo (1.9%) en un subgrupo de pacientes con bajo índice de riesgo de choque cardiogénico. El índice de riesgo se basó en el riesgo absoluto de choque en cada individuo cuando se consideró edad, sexo, retraso temporal, clasificación de Killip, presión arterial, frecuencia cardiaca, electrocardiograma anormal e historia previa de hipertensión. El grupo de pacientes con bajo índice de riesgo, correspondió a los pacientes en los que Metoprolol estaba recomendado para uso en infarto agudo del miocardio.

Raro: trastornos de conducción cardiaca, arritmias cardiacas.

Muy raro: gangrena en pacientes con trastornos circulatorios periféricos severos ya existentes.

Sistema nervioso central:

Muy común: fatiga.

Común: mareo, cefalea.

Poco común: parestesias, calambres musculares.

Gastrointestinal:

Común: náuseas, dolor abdominal, diarrea, constipación.

Poco común: vómito.

Raro: boca seca.

Hematológico:

Muy raro: trombocitopenia.

Hepático:

Raro: anormalidad de las pruebas de función hepática.

Muy raro: hepatitis.

Metabolismo:

Poco común: aumento de peso.

Musculosquelético:

Muy raro: artralgia.

Psiquiátrico:

Poco común: depresión, trastornos de la concentración, somnolencia o insomnio, pesadillas.

Raro: nerviosismo, ansiedad, disfunción/impotencia sexual.

Muy raro: amnesia/trastornos de la memoria, confusión, alucinaciones.

Respiratorio:

Común: disnea con esfuerzo.

Poco común: broncospasmo.

Raro: rinitis.

Órganos de los sentidos:

Raro: trastornos de la visión, ojos secos y/o irritados, conjuntivitis.

Muy raro: tinnitus, trastornos del gusto.

Piel:

Poco común: eritema (en la forma de urticaria psoriasiforme y lesiones distróficas de piel), aumento de sudoración.

Raro: pérdida de cabello.

Muy raro: reacciones de fotosensibilidad, agravamiento de psoriasis.

Hidroclorotiazida: Por lo general, la dosis de 12.5 mg de hidroclorotiazida utilizada en combinación es bien tolerada. No obstante, se da una lista de posibles efectos indeseables que se presentan con dosis mayores.

Sistema cardiovascular:

Poco común: hipotensión ortostática.

Sistema nervioso central:

Común: cefalea, mareo, vértigo.

Raro: parestesias.

Gastrointestinal:

Poco común: anorexia, irritación gástrica, náuseas, vómito, cólicos, diarrea, constipación.

Rara: pancreatitis.

Hematológico:

Raro: trombocitopenia, leucopenia, agranulocitosis, anemia aplásica.

Hepático:

Raro: colestasis intrahepática o ictericia.

Metabolismo:

Común: hiperuricemia, hiperglucemia, glucosuria, hipocaliemia.

Psiquiátrico:

Raro: trastornos del sueño, impotencia, depresión.

Órganos de los sentidos:

Desconocido: miopía aguda y glaucoma agudo de ángulo cerrado.

Piel:

Poco común: urticaria, eritema, fotosensibilidad.

Raro: angeítis necrotizante.

Otros:

Raro: idiosincrasia.




RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Debido a que no se recomienda el uso de hidroclorotiazida durante el embarazo o la lactancia, las combinaciones fijas no deben utilizarse, a menos que exista una clara necesidad.

Metoprolol: Metoprolol no debe administrarse durante el embarazo y la lactancia a menos que su uso se considere esencial. Como con todos los agentes antihipertensivos, los ß-bloqueadores pueden causar efectos colaterales; por ejemplo, bradicardia, tanto en el feto como en el recién nacido o el lactante.

Si la madre se trata con metoprolol a dosis terapéuticas, la cantidad que se ingiere a través de la leche materna parece ser insignificante, en lo que se refiere a su efecto ß-bloqueador sobre el lactante.

Hidroclorotiazida: Hidroclorotiazida al igual que otros diuréticos tiazídicos puede disminuir el volumen plasmático, así como la circulación plasmática uteroplacentaria. Durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, el uso de hidroclorotiazida solamente se justifica por razones imperiosas.

Ya que hidroclorotiazida se filtra hacia la leche materna, debe considerarse si se suspende el medicamento, si se sustituye con metoprolol como monoterapia o si se suspende la lactancia.




FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética:

Metoprolol:

Absorción y distribución: Metoprolol se absorbe completamente por vía oral. Debido a un efecto importante de primer paso, la biodisponibilidad sistémica de metoprolol a partir de una dosis oral única es aproximadamente del 50%. En comparación con las tabletas convencionales, la biodisponibilidad se reduce en aproximadamente 20 a 30% para las preparaciones de liberación controlada, sin embargo, no se ha demostrado ningún efecto sobre la eficacia clínica, ya que el Área Bajo la Curva (ABC) del efecto para frecuencia cardiaca es el mismo que para tabletas convencionales. La afinidad de metoprolol por las proteínas plasmáticas es baja, entre 5-10%.

Metabolismo y eliminación: Metoprolol pasa por un metabolismo oxidativo en el hígado, principalmente por la isoenzima CYP2D6. Se han identificado tres metabolitos principales, pero ninguno de ellos tiene efectos beta bloqueadores (ß-bloqueadores) de importancia clínica.

Como regla, más del 95% de la dosis oral puede recuperarse en orina. Aproximadamente 5% de la dosis administrada se excreta sin cambios por orina, en casos aislados, esta excreción puede llegar a ser hasta de un 30%. La vida media de eliminación de metoprolol es en promedio de 3.5 horas (límites una y nueve horas). La tasa de depuración total es de 1 L/min.

No hay cambios significativos en la farmacocinética de metoprolol entre un anciano y una persona joven. La biodisponibilidad sistémica y la eliminación de metoprolol permanecen sin cambios en pacientes con disminución de la función renal. Sin embargo, la excreción de metabolitos es reducida. En pacientes con una filtración glomerular de menos de 5 ml/min se ha observado acumulación significativa de metabolitos; sin embargo, esta acumulación no aumenta el efecto de ß-bloqueador.

La farmacocinética de metoprolol se afecta poco durante la disminución de la función hepática; sin embargo, en pacientes con cirrosis hepática severa y derivación porto-cava, puede aumentar la biodisponibilidad de metoprolol y disminuir su depuración total. Los pacientes con anastomosis porto-cava tuvieron una depuración total de aproximadamente 0.3 L/min y los valores del ABC para la concentración plasmática sobre tiempo, fueron seis veces más altos que en sujetos sanos.

Hidroclorotiazida: Se absorbe rápidamente en el tubo digestivo, con una biodisponibilidad que fluctúa entre el 60 y 80%. Hidroclorotiazida no se metaboliza y se excreta casi por completo y como un medicamento sin cambios al través del riñón. Hidroclorotiazida se elimina del plasma de una manera bifásica, con una vida media terminal que va de 9 a 14 horas.

Metoprolol de liberación controlada más hidroclorotiazida: No se ha encontrado ninguna interacción farmacocinética entre metoprolol e hidroclorotiazida, ni cuando se administra en combinación, ya sea en la forma convencional o de liberación controlada.

Después de ser ingerida, la tableta se desintegra rápidamente permitiendo que las esferas se dispersen en el tubo digestivo y liberen metoprolol de manera continua por un periodo aproximado de 20 horas.

En promedio, la vida media de eliminación de metoprolol es de 3.5 horas. De esta manera, se logra una concentración plasmática de metoprolol uniforme con un intervalo de dosis de 24 horas. La velocidad de liberación es independiente de los factores fisiológicos como pH, alimentación y peristalsis.

Después de la desintegración de la tableta, hidroclorotiazida se absorbe rápidamente. El perfil de concentración plasmática es similar a otras preparaciones de liberación inmediata, alcanzando un pico plasmático después de un tiempo aproximado de dos horas.

Farmacodinamia:

Metoprolol: Metoprolol es un bloqueador beta1 selectivo: bloquea los receptores beta1 a dosis mucho menores que las requeridas con bloqueadores de receptores beta2.

Metoprolol tiene un efecto insignificante como estabilizador de membrana y no muestra actividad agonista o estimulante parcial.

Metoprolol reduce o inhibe el efecto agonista de catecolaminas sobre el corazón (como las que se liberan durante el estrés físico o mental). Esto significa que el efecto estimulante de la liberación aguda de catecolaminas sobre la frecuencia, gasto y contractilidad cardiacas, así como sobre la presión arterial, se disminuye por metoprolol. Metoprolol interfiere mucho menos con el control de la presión sanguínea que los ß-bloqueadores no selectivos durante la elevación de los niveles de adrenalina endógenos.

Cuando así esté indicado, metoprolol de liberación controlada puede administrarse a pacientes con síntomas de enfermedad pulmonar obstructiva, siempre conjuntamente con un agonista ß2. Cuando metoprolol de liberación controlada se administra junto con un agonista ß2, a dosis terapéuticas interfiere menos con la broncodilatación provocada por el agonista ß2, que los ß-bloqueadores no selectivos.

Metoprolol de liberación controlada interfiere menos con la liberación de insulina y el metabolismo de carbohidratos que los ß-bloqueadores no selectivos. Asimismo, interfiere mucho menos en la respuesta cardiovascular ante la hipoglucemia que los ß-bloqueadores no selectivos.

Los estudios a corto plazo han demostrado que metoprolol de liberación controlada puede causar un ligero incremento en triglicéridos y una disminución en ácidos grasos libres en la sangre. En algunos casos, se ha observado una ligera disminución de la fracción de lipoproteínas de alta densidad, siempre de menor magnitud a la que sigue al uso de ß-bloqueadores no selectivos; sin embargo, en un estudio con seguimiento por varios años, se demostró una reducción significativa de los niveles de colesterol sérico después del tratamiento con metoprolol.

Durante el tratamiento con metoprolol de liberación controlada se mejora o se mantiene la calidad de vida. Después del tratamiento con metoprolol, se ha observado una mejoría en la calidad de vida en pacientes que han sufrido un infarto del miocardio.

Efecto en hipertensión: Metoprolol de liberación controlada reduce la presión arterial elevada, tanto en bipedestación como en decúbito.

Al iniciar el tratamiento con metoprolol puede observarse un efecto transitorio (horas) y clínicamente insignificante, de aumento en la resistencia periférica.

Durante el tratamiento a largo plazo, puede disminuir la resistencia periférica como consecuencia de regresión de la hipertrofia en los vasos de resistencia arterial.

También se ha demostrado que con el tratamiento antihipertensivo con metoprolol a largo plazo, hay una reducción de la hipertrofia y una mejoría de la función diastólica ventricular izquierda, así como del llenado ventricular izquierdo.

Se ha demostrado que en hombres con hipertensión leve a moderada, metoprolol reduce el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, principalmente el de muerte súbita cardiovascular, ya que disminuye el riesgo tanto de infarto del miocardio fatal y no fatal como el de enfermedad vascular cerebral.

Hidroclorotiazida: Hidroclorotiazida inhibe la reabsorción de sodio, principalmente en el túbulo renal distal y promueve la excreción de sodio, cloro y agua. La excreción renal de potasio y magnesio aumenta de acuerdo con la dosis, mientras que por otro lado el calcio sufre una mayor reabsorción. Se ha demostrado que una dosis de 12.5 mg de hidroclorotiazida es suficiente para obtener diuresis.

Hidroclorotiazida reduce el gasto cardiaco y disminuye el volumen plasmático y el líquido extracelular. Durante el tratamiento a largo plazo se reduce la resistencia periférica.

Metoprolol de liberación controlada más hidroclorotiazida: Cuando se agrega hidroclorotiazida en dosis de 12.5 mg a metoprolol 100 mg, se ha demostrado que existe un efecto antihipertensivo aditivo.

Metoprolol contrarresta el aumento de renina, lo que se sabe ocurre con el uso de diuréticos como monoterapia. También contrarresta el descenso en potasio sérico, que se sabe que ocurre durante el tratamiento con diuréticos.

Metoprolol de liberación controlada proporciona un efecto y un perfil de tiempo de concentración plasmática similar a lo largo de 24 horas (bloqueo beta1), lo cual también se logra durante el tratamiento con metoprolol de liberación controlada más hidroclorotiazida.

Debido a la ausencia de picos pronunciados en la concentración plasmática, la selectividad clínica ß1 se mejora con la formulación de metoprolol de liberación controlada, en comparación con la de tabletas convencionales. Además, se reduce el riesgo potencial de efectos adversos relacionados con los picos de concentración plasmática, como bradicardia y fatiga de piernas.




FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Succinato de metoprolol 95 mg

Hidroclorotiazida 12.5 mg

Excipiente c.b.p. 1 tableta.




INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Hipertensión arterial.




INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Metoprolol: Metoprolol es un sustrato metabólico para el citocromo P-450 isoenzima CYP2D6. Los medicamentos que actúan como inductores o inhibidores de enzimas pueden ejercer influencia en el nivel plasmático de metoprolol. Los niveles plasmáticos de metoprolol pueden elevarse por la co-administración de compuestos metabolizados por CYP2D6, por ejemplo, antiarrítmicos, antihistamínicos, antagonistas de receptores de histamina-2, antidepresivos, antipsicóticos e inhibidores de COX-2. La concentración plasmática de metoprolol disminuye con rifampicina y puede elevarse con alcohol e hidralazina. Los pacientes que reciben tratamiento concomitante con agentes bloqueadores de ganglios simpáticos, con otros ß-bloqueadores (gotas oftálmicas) o con inhibidores de la mono amino oxidasa (MAO), deben mantenerse en estrecha vigilancia.

Si se llegara a suspender algún tratamiento concomitante con clonidina, el medicamento ß-bloqueador debe suspenderse varios días antes que clonidina.

Cuando se administre metoprolol junto con calcioantagonistas del tipo de verapamilo o diltiazem debe vigilarse la posible aparición de efectos inotrópicos y cronotrópicos negativos. Cuando un paciente esté siendo tratado con ß-bloqueadores, debe evitarse el uso de calcioantagonistas del tipo de verapamilo por vía I.V. Los ß-bloqueadores pueden incrementar los efectos inotrópico y dromotrópico negativos provocados por agentes antiarrítmicos (del tipo de quinidina o amiodarona).

Glucósidos digitálicos en asociación con ß-bloqueadores, pueden incrementar el tiempo de conducción atrioventricular y pueden inducir bradicardia.

En pacientes que reciben tratamiento con ß-bloqueadores, el uso de anestésicos inhalados incrementa el efecto cardiodepresor.

El tratamiento concomitante con indometacina u otros medicamentos inhibidores de la sintetasa de prostaglandinas pueden disminuir el efecto antihipertensivo de los ß-bloqueadores. Bajo ciertas circunstancias, cuando se utilizan ß-bloqueadores y adrenalina de manera conjunta en algunos pacientes, utilizar ß-bloqueadores cardioselectivos interfiere mucho menos con el control de presión arterial, que los ß-bloqueadores no selectivos.

La dosis de hipoglucemiantes orales puede requerir un reajuste en pacientes que están recibiendo ß-bloqueadores.

Hidroclorotiazida: Por lo general, las interacciones que se enlistan a continuación solamente son relevantes en dosis de hidroclorotiazida mayores a las que se utilizan en las combinaciones fijas de SELOPRES® ZOK.

La hipocaliemia puede sensibilizar o exagerar la respuesta del corazón a los efectos tóxicos de los digitálicos (por ejemplo, aumento de la irritabilidad ventricular). La hipocaliemia puede desarrollarse durante el uso concomitante de esteroides o de hormona adrenocorticotrópica (ACTH).

Los requerimientos de insulina en pacientes diabéticos pueden aumentar, disminuir o mantenerse.

Tiazidas pueden disminuir la respuesta arterial a noradrenalina, pero no lo suficiente como para lograr una eficacia del agente presor con fines terapéuticos. Tiazidas pueden incrementar la respuesta a tubocurarina. La depuración renal de litio se disminuye por tiazidas, aumentando el riesgo de toxicidad por litio.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

El empleo de este medicamento durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: SELOPRES® ZOK es un tratamiento administrado una vez al día, de preferencia con el desayuno. La tableta debe ser deglutida con algún líquido y no debe masticarse ni triturarse.
Hipertensión: La dosis recomendada es de una tableta de SELOPRES® ZOK una vez al día. En pacientes que no respondan a la dosis recomendada, puede ser necesario aumentar la dosis a dos tabletas una vez al día o agregar un vasodilatador.

Daño de la función renal: El tratamiento con SELOPRES® ZOK debe suspenderse si se hace evidente una insuficiencia renal (véase Contraindicaciones y Precauciones generales).
Deterioro de la función hepática: SELOPRES® ZOK no debe administrase a pacientes con insuficiencia hepática severa, ya que la hidroclorotiazida está contraindicada en este tipo de pacientes.
Ancianos: No es necesario ajustar la dosis en ancianos.
Niños: La experiencia de tratamiento con SELOPRES® ZOK en niños es limitada.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Metoprolol actúa en contra del incremento de renina, que ocurre durante el tratamiento con diuréticos en monoterapia. También contrarresta la disminución de potasio sérico, que ocurre durante el tratamiento con diuréticos.
SELOPRES® ZOK se ha asociado en raras ocasiones trombocitopenia, leucopenia, agranulocitosis y anemia aplásica.

CONTRAINDICACIONES:
Metoprolol: Bloqueo aurículo-ventricular de segundo o tercer grado, insuficiencia cardiaca descompensada (edema pulmonar, hipoperfusión o hipotensión), y pacientes que reciben tratamiento continuo o intermitente con agentes inotrópicos que actúen a través de agonismo ß-receptor, bradicardia sinusal de importancia clínica, síndrome de seno enfermo, choque cardiogénico, alteraciones severas de la circulación arterial periférica. Metoprolol no debe administrarse a pacientes con sospecha de infarto agudo del miocardio mientras su frecuencia cardiaca sea < 45 latidos/min, el intervalo P-Q sea > 0.24 seg o la presión arterial sistólica sea < 100 mm Hg.
Hidroclorotiazida: Insuficiencia renal o hepática severa. Hipocaliemia e hiponatremia resistentes a tratamiento, hipercalcemia, hiperuricemia sintomática, anuria.
SELOPRES® ZOK está contraindicado en pacientes en quienes se ha demostrado hipersensibilidad a cualquier componente de los productos o productos relacionados.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En general, SELOPRES® ZOK es bien tolerado y las reacciones adversas reportadas han sido leves y reversibles. Los siguientes eventos han sido reportados como eventos adversos, ya sea en estudios clínicos o durante su uso rutinario. En muchos casos no se ha establecido una relación con metoprolol, hidroclorotiazida o metoprolol + hidroclorotiazida. Se utilizan las siguientes definiciones de frecuencia: muy común (³10%), común (1-9.9%), poco común (0.1-0.9%), raro (0.01-0.09%), muy raro (menor de 0.01%) y desconocido (no puede ser estimado apartir de los datos disponibles).

Metoprolol:
Sistema cardiovascular:
Común: bradicardia, trastornos posturales (muy rara vez con síncope), manos y pies fríos, palpitaciones.
Poco común: deterioro de síntomas de insuficiencia cardiaca, choque cardiogénico en pacientes con infarto agudo del miocardio*, bloqueo A-V de primer grado, edema, dolor pericárdico.

* En un estudio con 46,000 pacientes con infarto agudo del miocardio se observó una diferencia de 0.4% de choque cardiogénico entre el grupo metoprolol (2.3%) y el grupo placebo (1.9%) en un subgrupo de pacientes con bajo índice de riesgo de choque cardiogénico. El índice de riesgo se basó en el riesgo absoluto de choque en cada individuo cuando se consideró edad, sexo, retraso temporal, clasificación de Killip, presión arterial, frecuencia cardiaca, electrocardiograma anormal e historia previa de hipertensión. El grupo de pacientes con bajo índice de riesgo, correspondió a los pacientes en los que Metoprolol estaba recomendado para uso en infarto agudo del miocardio.
Raro: trastornos de conducción cardiaca, arritmias cardiacas.
Muy raro: gangrena en pacientes con trastornos circulatorios periféricos severos ya existentes.

Sistema nervioso central:
Muy común: fatiga.
Común: mareo, cefalea.
Poco común: parestesias, calambres musculares.
Gastrointestinal:
Común: náuseas, dolor abdominal, diarrea, constipación.
Poco común: vómito.
Raro: boca seca.
Hematológico:
Muy raro: trombocitopenia.
Hepático:
Raro: anormalidad de las pruebas de función hepática.
Muy raro: hepatitis.
Metabolismo:
Poco común: aumento de peso.
Musculosquelético:
Muy raro: artralgia.
Psiquiátrico:
Poco común: depresión, trastornos de la concentración, somnolencia o insomnio, pesadillas.
Raro: nerviosismo, ansiedad, disfunción/impotencia sexual.
Muy raro: amnesia/trastornos de la memoria, confusión, alucinaciones.
Respiratorio:
Común: disnea con esfuerzo.
Poco común: broncospasmo.
Raro: rinitis.
Órganos de los sentidos:
Raro: trastornos de la visión, ojos secos y/o irritados, conjuntivitis.
Muy raro: tinnitus, trastornos del gusto.
Piel:
Poco común: eritema (en la forma de urticaria psoriasiforme y lesiones distróficas de piel), aumento de sudoración.
Raro: pérdida de cabello.
Muy raro: reacciones de fotosensibilidad, agravamiento de psoriasis.
Hidroclorotiazida: Por lo general, la dosis de 12.5 mg de hidroclorotiazida utilizada en combinación es bien tolerada. No obstante, se da una lista de posibles efectos indeseables que se presentan con dosis mayores.
Sistema cardiovascular:
Poco común: hipotensión ortostática.
Sistema nervioso central:
Común: cefalea, mareo, vértigo.
Raro: parestesias.
Gastrointestinal:
Poco común: anorexia, irritación gástrica, náuseas, vómito, cólicos, diarrea, constipación.
Rara: pancreatitis.
Hematológico:
Raro: trombocitopenia, leucopenia, agranulocitosis, anemia aplásica.
Hepático:
Raro: colestasis intrahepática o ictericia.
Metabolismo:
Común: hiperuricemia, hiperglucemia, glucosuria, hipocaliemia.
Psiquiátrico:
Raro: trastornos del sueño, impotencia, depresión.
Órganos de los sentidos:
Desconocido: miopía aguda y glaucoma agudo de ángulo cerrado.
Piel:
Poco común: urticaria, eritema, fotosensibilidad.
Raro: angeítis necrotizante.
Otros:
Raro: idiosincrasia.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA: Debido a que no se recomienda el uso de hidroclorotiazida durante el embarazo o la lactancia, las combinaciones fijas no deben utilizarse, a menos que exista una clara necesidad.

Metoprolol: Metoprolol no debe administrarse durante el embarazo y la lactancia a menos que su uso se considere esencial. Como con todos los agentes antihipertensivos, los ß-bloqueadores pueden causar efectos colaterales; por ejemplo, bradicardia, tanto en el feto como en el recién nacido o el lactante.

Si la madre se trata con metoprolol a dosis terapéuticas, la cantidad que se ingiere a través de la leche materna parece ser insignificante, en lo que se refiere a su efecto ß-bloqueador sobre el lactante.
Hidroclorotiazida: Hidroclorotiazida al igual que otros diuréticos tiazídicos puede disminuir el volumen plasmático, así como la circulación plasmática uteroplacentaria. Durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre, el uso de hidroclorotiazida solamente se justifica por razones imperiosas.
Ya que hidroclorotiazida se filtra hacia la leche materna, debe considerarse si se suspende el medicamento, si se sustituye con metoprolol como monoterapia o si se suspende la lactancia.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética:

Metoprolol:
Absorción y distribución: Metoprolol se absorbe completamente por vía oral. Debido a un efecto importante de primer paso, la biodisponibilidad sistémica de metoprolol a partir de una dosis oral única es aproximadamente del 50%. En comparación con las tabletas convencionales, la biodisponibilidad se reduce en aproximadamente 20 a 30% para las preparaciones de liberación controlada, sin embargo, no se ha demostrado ningún efecto sobre la eficacia clínica, ya que el Área Bajo la Curva (ABC) del efecto para frecuencia cardiaca es el mismo que para tabletas convencionales. La afinidad de metoprolol por las proteínas plasmáticas es baja, entre 5-10%.
Metabolismo y eliminación: Metoprolol pasa por un metabolismo oxidativo en el hígado, principalmente por la isoenzima CYP2D6. Se han identificado tres metabolitos principales, pero ninguno de ellos tiene efectos beta bloqueadores (ß-bloqueadores) de importancia clínica.
Como regla, más del 95% de la dosis oral puede recuperarse en orina. Aproximadamente 5% de la dosis administrada se excreta sin cambios por orina, en casos aislados, esta excreción puede llegar a ser hasta de un 30%. La vida media de eliminación de metoprolol es en promedio de 3.5 horas (límites una y nueve horas). La tasa de depuración total es de 1 L/min.

No hay cambios significativos en la farmacocinética de metoprolol entre un anciano y una persona joven. La biodisponibilidad sistémica y la eliminación de metoprolol permanecen sin cambios en pacientes con disminución de la función renal. Sin embargo, la excreción de metabolitos es reducida. En pacientes con una filtración glomerular de menos de 5 ml/min se ha observado acumulación significativa de metabolitos; sin embargo, esta acumulación no aumenta el efecto de ß-bloqueador.

La farmacocinética de metoprolol se afecta poco durante la disminución de la función hepática; sin embargo, en pacientes con cirrosis hepática severa y derivación porto-cava, puede aumentar la biodisponibilidad de metoprolol y disminuir su depuración total. Los pacientes con anastomosis porto-cava tuvieron una depuración total de aproximadamente 0.3 L/min y los valores del ABC para la concentración plasmática sobre tiempo, fueron seis veces más altos que en sujetos sanos.
Hidroclorotiazida: Se absorbe rápidamente en el tubo digestivo, con una biodisponibilidad que fluctúa entre el 60 y 80%. Hidroclorotiazida no se metaboliza y se excreta casi por completo y como un medicamento sin cambios al través del riñón. Hidroclorotiazida se elimina del plasma de una manera bifásica, con una vida media terminal que va de 9 a 14 horas.

Metoprolol de liberación controlada más hidroclorotiazida: No se ha encontrado ninguna interacción farmacocinética entre metoprolol e hidroclorotiazida, ni cuando se administra en combinación, ya sea en la forma convencional o de liberación controlada.
Después de ser ingerida, la tableta se desintegra rápidamente permitiendo que las esferas se dispersen en el tubo digestivo y liberen metoprolol de manera continua por un periodo aproximado de 20 horas.

En promedio, la vida media de eliminación de metoprolol es de 3.5 horas. De esta manera, se logra una concentración plasmática de metoprolol uniforme con un intervalo de dosis de 24 horas. La velocidad de liberación es independiente de los factores fisiológicos como pH, alimentación y peristalsis.
Después de la desintegración de la tableta, hidroclorotiazida se absorbe rápidamente. El perfil de concentración plasmática es similar a otras preparaciones de liberación inmediata, alcanzando un pico plasmático después de un tiempo aproximado de dos horas.

Farmacodinamia:

Metoprolol: Metoprolol es un bloqueador beta1 selectivo: bloquea los receptores beta1 a dosis mucho menores que las requeridas con bloqueadores de receptores beta2.
Metoprolol tiene un efecto insignificante como estabilizador de membrana y no muestra actividad agonista o estimulante parcial.

Metoprolol reduce o inhibe el efecto agonista de catecolaminas sobre el corazón (como las que se liberan durante el estrés físico o mental). Esto significa que el efecto estimulante de la liberación aguda de catecolaminas sobre la frecuencia, gasto y contractilidad cardiacas, así como sobre la presión arterial, se disminuye por metoprolol. Metoprolol interfiere mucho menos con el control de la presión sanguínea que los ß-bloqueadores no selectivos durante la elevación de los niveles de adrenalina endógenos.
Cuando así esté indicado, metoprolol de liberación controlada puede administrarse a pacientes con síntomas de enfermedad pulmonar obstructiva, siempre conjuntamente con un agonista ß2. Cuando metoprolol de liberación controlada se administra junto con un agonista ß2, a dosis terapéuticas interfiere menos con la broncodilatación provocada por el agonista ß2, que los ß-bloqueadores no selectivos.

Metoprolol de liberación controlada interfiere menos con la liberación de insulina y el metabolismo de carbohidratos que los ß-bloqueadores no selectivos. Asimismo, interfiere mucho menos en la respuesta cardiovascular ante la hipoglucemia que los ß-bloqueadores no selectivos.

Los estudios a corto plazo han demostrado que metoprolol de liberación controlada puede causar un ligero incremento en triglicéridos y una disminución en ácidos grasos libres en la sangre. En algunos casos, se ha observado una ligera disminución de la fracción de lipoproteínas de alta densidad, siempre de menor magnitud a la que sigue al uso de ß-bloqueadores no selectivos; sin embargo, en un estudio con seguimiento por varios años, se demostró una reducción significativa de los niveles de colesterol sérico después del tratamiento con metoprolol.

Durante el tratamiento con metoprolol de liberación controlada se mejora o se mantiene la calidad de vida. Después del tratamiento con metoprolol, se ha observado una mejoría en la calidad de vida en pacientes que han sufrido un infarto del miocardio.

Efecto en hipertensión: Metoprolol de liberación controlada reduce la presión arterial elevada, tanto en bipedestación como en decúbito.
Al iniciar el tratamiento con metoprolol puede observarse un efecto transitorio (horas) y clínicamente insignificante, de aumento en la resistencia periférica.

Durante el tratamiento a largo plazo, puede disminuir la resistencia periférica como consecuencia de regresión de la hipertrofia en los vasos de resistencia arterial.
También se ha demostrado que con el tratamiento antihipertensivo con metoprolol a largo plazo, hay una reducción de la hipertrofia y una mejoría de la función diastólica ventricular izquierda, así como del llenado ventricular izquierdo.

Se ha demostrado que en hombres con hipertensión leve a moderada, metoprolol reduce el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, principalmente el de muerte súbita cardiovascular, ya que disminuye el riesgo tanto de infarto del miocardio fatal y no fatal como el de enfermedad vascular cerebral.
Hidroclorotiazida: Hidroclorotiazida inhibe la reabsorción de sodio, principalmente en el túbulo renal distal y promueve la excreción de sodio, cloro y agua. La excreción renal de potasio y magnesio aumenta de acuerdo con la dosis, mientras que por otro lado el calcio sufre una mayor reabsorción. Se ha demostrado que una dosis de 12.5 mg de hidroclorotiazida es suficiente para obtener diuresis.
Hidroclorotiazida reduce el gasto cardiaco y disminuye el volumen plasmático y el líquido extracelular. Durante el tratamiento a largo plazo se reduce la resistencia periférica.

Metoprolol de liberación controlada más hidroclorotiazida: Cuando se agrega hidroclorotiazida en dosis de 12.5 mg a metoprolol 100 mg, se ha demostrado que existe un efecto antihipertensivo aditivo.
Metoprolol contrarresta el aumento de renina, lo que se sabe ocurre con el uso de diuréticos como monoterapia. También contrarresta el descenso en potasio sérico, que se sabe que ocurre durante el tratamiento con diuréticos.
Metoprolol de liberación controlada proporciona un efecto y un perfil de tiempo de concentración plasmática similar a lo largo de 24 horas (bloqueo beta1), lo cual también se logra durante el tratamiento con metoprolol de liberación controlada más hidroclorotiazida.

Debido a la ausencia de picos pronunciados en la concentración plasmática, la selectividad clínica ß1 se mejora con la formulación de metoprolol de liberación controlada, en comparación con la de tabletas convencionales. Además, se reduce el riesgo potencial de efectos adversos relacionados con los picos de concentración plasmática, como bradicardia y fatiga de piernas.

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:
Cada TABLETA contiene:
Succinato de metoprolol 95 mg
Hidroclorotiazida 12.5 mg
Excipiente c.b.p. 1 tableta.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Hipertensión arterial.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:
Metoprolol: Metoprolol es un sustrato metabólico para el citocromo P-450 isoenzima CYP2D6. Los medicamentos que actúan como inductores o inhibidores de enzimas pueden ejercer influencia en el nivel plasmático de metoprolol. Los niveles plasmáticos de metoprolol pueden elevarse por la co-administración de compuestos metabolizados por CYP2D6, por ejemplo, antiarrítmicos, antihistamínicos, antagonistas de receptores de histamina-2, antidepresivos, antipsicóticos e inhibidores de COX-2. La concentración plasmática de metoprolol disminuye con rifampicina y puede elevarse con alcohol e hidralazina. Los pacientes que reciben tratamiento concomitante con agentes bloqueadores de ganglios simpáticos, con otros ß-bloqueadores (gotas oftálmicas) o con inhibidores de la mono amino oxidasa (MAO), deben mantenerse en estrecha vigilancia.

Si se llegara a suspender algún tratamiento concomitante con clonidina, el medicamento ß-bloqueador debe suspenderse varios días antes que clonidina.

Cuando se administre metoprolol junto con calcioantagonistas del tipo de verapamilo o diltiazem debe vigilarse la posible aparición de efectos inotrópicos y cronotrópicos negativos. Cuando un paciente esté siendo tratado con ß-bloqueadores, debe evitarse el uso de calcioantagonistas del tipo de verapamilo por vía I.V. Los ß-bloqueadores pueden incrementar los efectos inotrópico y dromotrópico negativos provocados por agentes antiarrítmicos (del tipo de quinidina o amiodarona).
Glucósidos digitálicos en asociación con ß-bloqueadores, pueden incrementar el tiempo de conducción atrioventricular y pueden inducir bradicardia.

En pacientes que reciben tratamiento con ß-bloqueadores, el uso de anestésicos inhalados incrementa el efecto cardiodepresor.
El tratamiento concomitante con indometacina u otros medicamentos inhibidores de la sintetasa de prostaglandinas pueden disminuir el efecto antihipertensivo de los ß-bloqueadores. Bajo ciertas circunstancias, cuando se utilizan ß-bloqueadores y adrenalina de manera conjunta en algunos pacientes, utilizar ß-bloqueadores cardioselectivos interfiere mucho menos con el control de presión arterial, que los ß-bloqueadores no selectivos.

La dosis de hipoglucemiantes orales puede requerir un reajuste en pacientes que están recibiendo ß-bloqueadores.
Hidroclorotiazida: Por lo general, las interacciones que se enlistan a continuación solamente son relevantes en dosis de hidroclorotiazida mayores a las que se utilizan en las combinaciones fijas de SELOPRES® ZOK.
La hipocaliemia puede sensibilizar o exagerar la respuesta del corazón a los efectos tóxicos de los digitálicos (por ejemplo, aumento de la irritabilidad ventricular). La hipocaliemia puede desarrollarse durante el uso concomitante de esteroides o de hormona adrenocorticotrópica (ACTH).

Los requerimientos de insulina en pacientes diabéticos pueden aumentar, disminuir o mantenerse.
Tiazidas pueden disminuir la respuesta arterial a noradrenalina, pero no lo suficiente como para lograr una eficacia del agente presor con fines terapéuticos. Tiazidas pueden incrementar la respuesta a tubocurarina. La depuración renal de litio se disminuye por tiazidas, aumentando el riesgo de toxicidad por litio.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:
El empleo de este medicamento durante el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos.

Nombre del medicamento: SELOPRES ZOK
Medicamento comparable de patente: SELOPRES ZOK
Sustancia activa: METOPROLOL/HIDROCLOROTIAZIDA
Presentacion: Tabletas
Concentración: 95MG/12.5MG
Tabletas de liberación prolongada: SI
Laboratorio :AZTRA ZENECA, S.A. de C.V.
Caja con 20TABLETAS
Hecho en Mexico

   
   
   
Cesta de Compras:
now in your cart 0 0 artículos
   
0 artículos
Información del Fabricante
Compartir Producto
Compartir con Digg Compartir vía Correo Electrónico
Compartir con Twitter